Chile busca aumentar la exportación de ciruela europea en fresco al gigante asiático

Ciruela europea

Chile busca aumentar la exportación de ciruela europea en fresco al gigante asiático

A través de un proyecto de la Universidad de O’Higgins, investigadores quieren mejorar la producción de pre y postcosecha de este carozo que está enamorando a los chinos, debido a su dulzura, acidez, crocancia y beneficios para la salud. El nuevo interés de China por la ciruela D’Agen ya la ubica como la segunda fruta más vendida después de las cerezas.

Las ciruelas chilenas en fresco han ganado popularidad en el mercado asiático debido a su calidad, sabor y disponibilidad en contra estación comparada con la temporada de producción local en muchos países de la región. Sin embargo, en Chile la producción de ciruela europea (variedad D’Agen) se ha utilizado casi exclusivamente para la producción de ciruelas deshidratadas en lugar de comercializarse como fruta fresca. Por esta razón, un grupo de investigadores de la Universidad de O’Higgins; liderados por la Doctora en Ciencia y Tecnología Agraria, Alimentaria y Ambiental, Karen Mesa; han trabajado durante tres años en el desarrollo de directrices tecnológicas para la producción de pre y postcosecha y obtener así una ciruela D’Agen en fresco de alta calidad y condición óptima para exportarla a mercados distantes.

Según la información desarrollada por la empresa iQonsulting sobre carozos 2023, se indica que casi el 100% de lo exportado de ciruelas europeas (D’Agen) tuvo como destino el gran mercado de Asia con un volumen total despachado de 31 mil toneladas. “Casi la totalidad de la producción se concentra en la variedad D’Agen. Esto se debe principalmente a las buenas características productivas y organolépticas que presenta y que la hace ser muy codiciada por el mercado asiático”, comenta la coordinadora de la iniciativa, Karen Mesa.

Sin embargo, los productores y especialistas coinciden en que aún existen algunas dificultades a la hora de exportar: el mercado de destino es muy lejos, la mayoría de los huertos que se encuentran hoy en producción fueron diseñados con un objetivo de producción para deshidratado y además existen diferentes zonas de producción y diferentes situaciones intra y extra-prediales.

Andrés Schurter, de la Agrícola San Miguel de Calleuque comenta que: “Nosotros al producir para seco, conseguíamos azúcar, pero no firmeza – ya que al deshidratar la fruta eso no importaba- pero para exportar en fresco el fruto tiene que ser atractivo físicamente, sin ningún defecto. Con este proyecto aprendimos mucho, sobre todo con el tema del agua, culturalmente creíamos que regar harto era bueno y no es así, regando menos cuidamos el agua y tenemos menores costos de producción”, comenta el productor.

“Lo que nosotros estamos haciendo – explica la investigadora – es estudiar el comportamiento de la variedad en la evolución del desarrollo del fruto en la planta y cómo ésta madura, con eso podemos definir y establecer índices de cosecha adecuados para obtener fruta de calidad y condición aceptables para el consumo en fresco. Además, hemos definido prácticas de manejo como la poda; que permite regular en el campo el comportamiento de los frutos para una maduración homogénea y de calidad y de postcosecha; para obtener fruta fresca de calidad y condición aceptables para el exigente mercado asiático”, indicó.

Gracias al proyecto; financiado a través del Fondo de Innovación para la Competitividad del Gobierno Regional de O´Higgins y que también contó con el apoyo de la Universidad de Chile, Universidad de Concepción y las empresas Frusan, Copefrut, Coopeumo y Agromillora; se logró: crear una mesa regional de trabajo con actores del sector público, privado y academia, se instalaron tres huertos demostrativos, se desarrolló un programa técnico-económico de reconversión del destino de producción, se realizaron fichas técnicas ilustrativas de parámetros de madurez e índices de cosecha y prontamente se les entregará a los beneficiarios un Manual de Directrices Tecnológicas para la producción en fresco de ciruelas europeas variedad D’Agen.

Se espera que al finalizar la iniciativa se haya logrado un aumento del porcentaje de fruta exportada en categoría premium, con calidad excelente en color y sólidos solubles requerida por el mercado asiático de exportación.

RECUADRO CIFRAS

•            Chile es el tercer exportador mundial de fruta de carozo con un total exportado de 270 mil toneladas en el 2022 (+24%) con una clara tendencia al alza.

•            Nuestro país tiene una amplia oferta compuesta por ciruelas (59%), duraznos y nectarines (41%) y damascos (0,3%). Su participación en las exportaciones mundiales es de 10%

•            Casi el 100% de lo exportado de ciruelas europeas fue a Asia. De eso el 98% tuvo como destino China/Hong Kong.

•            La principal variedad exportada por Chile de este grupo de ciruelas también llamadas “Sugar plum” es D´Agen, con una participación de 94% y un volumen exportado de 55 mil toneladas.

•            La exportación de ciruela europea se concentra entre las regiones de Valparaíso a Maule, ocupando el primer lugar la región de O´Higgins con un 76% de todo lo exportado.

Compartir esta publicación